¿Estás pensando en traer un nuevo gato a la familia? Si ya tienes otros felinos en casa, es importante saber cómo introducirlo de la forma más adecuada, con el objetivo de que pronto se integre como un miembro más de la casa y no tenga problemas con otras mascotas.
Es muy importante saber cómo presentar a un nuevo gato en la familia, ya que dependiendo de cómo lo hagas, marcará la pauta para futuras relaciones. Muchos felinos disfrutan de la compañía de otros animales, pero hay otros que son más solitarios y territoriales, y se muestran celosos o agresivos cuando alguien extraño llega a casa. Incluso pueden no establecer una buena relación con uno nuevo.
Si estás pensando en traer otro miembro felino a casa, debes aprender la mejor forma de actuar y prepararte para presentar a un nuevo gato a la familia con éxito. Para eso, debemos facilitar las cosas a todos por igual; al nuevo miembro de la familia y a las demás mascotas que ya forman parte de ella. Con paciencia y siguiendo algunos consejos, todos serán como hermanos en el futuro.

Antes de que el nuevo gato llegue a casa, debes llevarlo al veterinario para que le realice una revisión exhaustiva, para analizar si posee parásitos internos o externos (pulgas) que necesiten tratamiento, o si es preciso vacunarle. Después de haber comprobado el estado de salud del nuevo inquilino, podemos comenzar a realizar las presentaciones oportunas.
Para facilitar la convivencia entre los gatos, es importante que cada uno de ellos tenga su propia bandeja sanitaria, su propio plato de comida y un sitio privado donde descansar. Si utilizan juguetes, mejor que cada uno tenga los suyos. El cuenco de agua sí puede ser compartido, pero siempre tendremos que tener en cuenta el tamaño apropiado para la cantidad de felinos que lo utilizan.

Nada más introducir un nuevo gato, es conveniente evitar las situaciones de competencia. Por eso, es mejor escoger gatos de diferentes sexos, separarlos en distintos ambientes a la hora de la comida, saludar a los dos a la vez cuando llegas a casa, etc.
El primer día que llegue a casa debería permanecer aislado en una habitación con su agua, su comida y su bandeja sanitaria. Puedes ir a hablarle, acariciarlo o permanecer con él todo el tiempo que quieras para que coja confianza. Desde ahí puede escuchar los ruidos de la casa, sentir los olores y aprender los movimientos cotidianos. Probablemente ambos gatos olisquearán por debajo de la puerta y sabrán que el otro está allí. Es bueno que dividas tu atención entre los dos para que ninguno se sienta desplazado.
Intenta que el día que tu nuevo amigo felino llegue a casa no haya visitas para que así no puedan alterarlos ni distraerte a ti en la tarea de observar sus reacciones para saber cuándo es el momento idóneo para que se conozcan.

También es bueno que cada una de tus gatos huela las pertenencias del otro, pero sin que se vean, y si todo va bien, el siguiente paso sería juntarlos bajo supervisión (sobre todo, las primeras veces). De esta manera podrás ver cómo reaccionan el uno con el otro, y si no notas ninguna agresión o malestar, es el momento de dejarlos juntos durante más tiempo. Si por el contrario, alguno de ellos se muestra desconfiado o incluso enfadado, es mejor que les dejes juntos solamente a ratos y siempre con alguien presente para que les controle. Conforme se vayan acostumbrando el uno al otro podrás ir prolongando el tiempo que pasan juntos.
Siguiendo todos estos consejos y, sobre todo, observando muy de cerca a tus mascotas, seguro que consigues un acercamiento sin mayores problemas. Lo importante es sentar las bases de una buena convivencia, para que podáis disfrutar cuanto antes de vuestra ampliada familia.

Resumen
Cómo introducir un gato nuevo en casa
Nombre del artículo
Cómo introducir un gato nuevo en casa
Descripción
¿Estás pensando en traer un nuevo gato a la familia? Si ya tienes otros felinos en casa, es importante saber cómo introducirlo de la forma más adecuada.
Autor
Share This