Regalar mascotas en Navidad puede ser un gesto muy bonito, pero si decides regalar un animal, debes pensarlo con mucho detenimiento ya que conlleva numerosas responsabilidades para la persona que lo recibe.

Adoptar un perro quiere decir darle una vida mejor, ya que la mayoría de las veces han sido animales abandonados. Por eso, debemos tener varios temas en cuenta antes de realizar la adopción:

1.- Piénsalo bien. Primero hay que reflexionar sobre los pros y los contras de esta decisión. Adoptar una mascota conlleva gastos económicos, dedicarle tiempo y ver si tu estilo de vida te permite estar con él, contar con un espacio adecuado, etc. Si después de haber sopesado esto, sigues queriendo un compañero perruno, ¡adelante con la adopción!

2.- Los centros de protección animal, perreras o asociaciones especiales para la adopción de perros te informarán de todo lo que debes tener en cuenta sobre tu perro y te guiarán para escogerlo. La mayoría cuentan con página web y redes sociales y puedes ir viendo en ellas qué mascotas pueden ser adoptadas. Así puedes elegir la raza ideal para ti, ya que no todas serán igual de compatibles contigo según su carácter o su necesidad de actividad física.

3.- Cuando hayas encontrado a tu fiel compañero, es necesario firmar un contrato de adopción. En él, se comunica la necesidad de colocarle un microchip (según establece la ley) y tu compromiso de acogerle y darle todos los cuidados necesarios durante su vida.

4.- Después, deberás llevarlo al veterinario para que le realice una revisión. Te dirán el peso, la edad aproximada, etc. Cuando le pongan el microchip, incluirán tus datos personales y en la cartilla de tu perro figurarán sus datos como las vacunas puestas, las que le faltan, si está desparasitado, el nombre y la raza,… Esta cartilla es su documento de identidad.

Como consejo, te animamos a comprarle una chapa para su collar que lleve su nombre y tu número de teléfono, de forma que si se pierde, sea fácil que aquel que lo encuentre pueda localizarte.

5.- Es normal que los primeros días en casa el perro se encuentre extraño y desubicado, ya que necesitará un periodo de adaptación. No te preocupes, en un tiempo el perro se adaptará y se sentirá como en casa. Delimita un espacio donde el animal pueda comer y dormir y decide un horario en el que sacarlo a pasear, para que él también adopte una rutina.

6.- Educar a un perro adoptado también requiere esfuerzo. Habitualmente, los perros adoptados cuentan con algunos traumas por su pasado, por lo que deberemos tener más paciencia y cariño. La buena educación y establecer algunos límites y normas es fundamental para que la convivencia en casa sea fluida y no tengamos problemas en un futuro.

7.- Sociabilizar al perro adoptado es fundamental para que adquiera herramientas que le sirvan para relacionarse con las personas de su entorno. Jugar mucho con él, ofrecerle la oportunidad de relacionarse con otros perros, otros animales y personas es muy importante, así como controlarle la mordida y enseñarle a respetar la jerarquía dentro de un grupo.

 

Es normal que al principio no sepas bien qué hacer, sobre todo en temas médicos. Te recomendamos que preguntes siempre a tu veterinario de confianza tus dudas, él estará encantado y dispuesto a ayudarte por el bien de tu mascota.

Y teniendo todo lo anterior en cuenta, ¡solo queda disfrutar de tu nuevo amigo! Dale muchísimo cariño y juega con él. Y sobre todo, diviértete e intenta pasar tiempo juntos, es lo que más agradecen.

Resumen
Consejos para preparar la adopción de un perro
Nombre del artículo
Consejos para preparar la adopción de un perro
Descripción
Adoptar un perro quiere decir darle una vida mejor, ya que la mayoría de las veces han sido animales abandonados.
Autor
Share This