Compy Sénior-Light

Compy Sénior-Light con Pollo, Arroz y Cebada. Alimento completo para perros adultos de razas medianas y grandes en etapa sénior y/o con sobrepeso.
Formato: 
4 kg

AYUDA A:

Pelo saludable y brillante
Protección celular
Minimizar la pérdida de la visión
Bienestar intestinal
Cereales (10% cebada, 4% arroz), carnes y subproductos animales (mín. 20% pollo), subproductos de origen vegetal (mín. 4% pulpa de remolacha), aceites y grasas (mín. 2% grasa avícola, mín. 0,3% aceite de pescado), extractos de proteínas vegetales, sustancias minerales, harina de flor de Marigold fuente de luteína (0,1%), paredes de levaduras (500mg/kg).
Proteína 26%
Contenido de grasa 9%
Fibras brutas 3,4%
Materia inorgánica 7,5%
Aditivos nutricionales: Vitamina A: 20.000UI, Vitamina D3:1.500UI, Vitamina E: 200mg, Vitamina C: 150mg, Biotina: 12mg, Hierro (sulfato de hierro (II), monohidratado): 100mg, Zinc (óxido de zinc): 122mg, Manganeso (sulfato manganoso, monohidratado): 50mg, Cobre (sulfato cúprico, pentahidratado): 11mg, Yodo (yodato de calcio anhidro): 4mg, Selenio (selenito de sodio): 0,2mg.

Antioxidantes, conservantes.

En la tabla de alimentación se indica la cantidad total diaria a suministrar a los perros en función de su peso corporal y estado fisiológico: adultos con sobrepeso o perros sénior de edad avanzada.
 
Peso del perro adulto (kilos) LIGHT SÉNIOR
Ración diaria (g)
10 a 15 150 - 210 160 - 220
15 a 20 210 - 260 220 - 270
20 a 25 260 - 310 270 - 320
25 a 30 310 - 350 320 - 370
30 a 35 350 - 390 370 - 420
35 a 40 390 - 440 420 - 460
40 a 45 440 - 480 460 - 500
45 a 50 480 - 510 500 - 540
50 a 55 510 - 550 540 - 580
55 a 60 550 - 590 580 - 620

Las cantidades pueden variar dependiendo de la raza, actividad y condiciones ambientales. Perro adulto con sobrepeso: Recomendamos repartir la ración diaria en 3-4 comidas suministradas a lo largo del día. Perro sénior: Recomendamos repartir la ración diaria en 3 comidas suministradas a lo largo del día.

Cambio de alimentación

La mayoría de los perros necesitan un periodo de tiempo para adaptarse a un nuevo alimento y evitar problemas digestivos. Por ello, cuando cambie de un producto a otro, recuerde que deberá reducir gradualmente su alimentación actual y añadir el nuevo alimento durante una semana, hasta que se convierta en su alimentación exclusiva.